NO NOS SEPAREN!!


NO NOS SEPAREN!! es el lema de la campaña española para evitar la separación abrupta de nuestros hijos e hijas al momento de nacer, pero ¿Qué es no separar?



"Todos los recién nacidos deben poder disfrutar
de las ventajas de la no separación.
Si están sanos no hay razón para separarlos,
si están enfermos necesitan a sus madres más que nunca." (M. Odent)
Actualmente, los pediatras de más alto renombre son pro  lactancia materna, debido a los múltiples beneficios que la leche materna y el apego tienen para el bebé y la madre, no obstante, un aspecto clave, tanto para la lactancia como para el apego y la supervivencia de la infancia, es salvaguardar los primeros  minutos y horas que siguen al nacimiento, debemos tratar de resguardar el tiempo que transcurre desde el nacimiento hasta la primera puesta al pecho, para ello es imprescindible no separar inmediatamente al bebé de su madre.
No separar es:
  • Asegurar el contacto piel a piel directo y constante entre la madre y el bebé. Método madre canguro
  • No cortar el cordón umbilical hasta que éste haya transferido toda la sangre de la placenta.
  • Facilitar el inicio de la lactancia materna en los primeros minutos de vida.
 
Estas tres sencillas  sugerencias pueden ser determinantes para el bebé  a corto y a largo plazo. No separar  también se relaciona con respetar la intimidad del momento, no interrumpir el flujo de hormonas que se produce, no romper el baile amoroso de la criatura que acaba de nacer y su madre, para que así la vida nazca a la vida rodeado de amor y ternura. 
Anhelamos que en Chile prontamente también muchos más estemos luchando porque no nos separen. 
FUENTE: Contacto Piel con Piel forma parte de los 10 pasos de la "Iniciativa Hospital Amigo de los Niños", está incluido en la Declaración de Barcelona sobre los Derechos de la Madre y el Recién Nacido (World Association of Perinatal Medicine, 2001), en las recomendaciones del Comité de Estándares de la Sociedad Española de Neonatología (Comité de Estándares SEN, 2001), en las del Comité de Lactancia Materna de la AEP (Hernández et al, 2005) y en las de la Sección de Lactancia Materna de la Academia Americana de Pediatría (AAP, 2005)".