Semana de la lactancia

Es extraño como hemos ido “evolucionando”, como que al evolucionar hemos ido perdiendo la conexión con nosotros mismos, la conexión con la naturaleza, con los ritmos de la vida.

Qué extraño es que deba existir una semana de apoyo a la lactancia materna, que se deba incentivar a las madres a amantar a sus hijos, que se deba justificar a los empleadores y a los gobiernos con cifras, el por qué una madre debe amamantar a su bebé.

Creo que no es necesario que les cuente todos los enormes beneficios que tiene para un bebé ser alimentado por su madre, todo el amor y seguridad que se da a ese pequeño ser que es nuestro hijo o hija.

Sólo quiero compartirles mi experiencia como mamá y mujer.

Digamos que con la lactancia me amigué con mi cuerpo, me amigué con la copa 32-A que usé desde los 12 años. Me sentí tan feliz de ver a mi hija crecer, subir de peso, y todo gracias a la leche que yo le daba. Me encantaba sentir sus manitas sobre mi piel, y esa emoción tan grande que ella sentía cuando comenzaba a arreglarme para ponerla al pecho. La amamanté hasta que cumplió 1 año y 3 meses, incluso después de volver a trabajar la seguí amamantando, aunque fuera sólo en la noche, y la muy fresca se quedaba horas mamando en la oscuridad.

Con mi segundo hijo fue distinto, los doctores me sugirieron que me cortara la leche antes que la producción comenzara, me negué rotundamente, quería amantar a mi hijo cada día de su vida, aun cuando el viviera horas, o días. Ese era mi derecho de mamá, y su derecho como ser humano, como mi niño. Me sacaba leche cada 4 horas, de día y de noche, y el excednte se lo daba a mi hija. Pese a todo lo que estaba viviendo me sentía orgullosa de poder nutrir a mis dos hijos.

Ahora que mi hijo ya no está, me queda la certeza que hice todo por él, todo lo que una madre puede hacer, lo nutrí con el alma, con mi cuerpo y mi leche!

"Yo le doy mi pecho.
Ella me da sus ojos.
Yo le doy mi leche.
Ella me entrega el alma.
yo le doy mis brazos.
Ella pone en los míos su vida.
Y me convierto en diosa
dadora de vida
de alimento y amor"
(Anónimo)